Autoempleado o dueño de empresa

Pantalla video sobre ser autoemplead o dueño de empresa

¿Eres dueño o autoempleado de tu negocio?

Es habitual que al emprender, tomemos las riendas de todas las áreas de nuestro negocio: lo mismo en un día estás haciendo acciones de marketing en la mañana, contabilidad al mediodía y ventas por la tarde.

Esto es así porque la mayoría de los que emprendemos lo hacemos con recursos limitados de tiempo y dinero. Pero eso no quiere decir que sea un modus operandi sostenible en el tiempo.

Al menos no lo es si has emprendido buscando más libertad en tu vida: de poder de decisión, de horarios, de estilo de vida.

La cuestión aquí es preguntarte qué estilo de vida quieres para ti. Y a partir de tu respuesta, diseñar la configuración de tu emprendimiento.

Un autoempleado es una persona orquesta

…y aquí hay algunas limitaciones:

  • Es imposible y poco eficiente que sepas y manejes todas las áreas de tu negocio.
  • Si eres la única persona al frente de tu negocio, no tienes derecho a enfermarte, ni a tomar vacaciones, ni a salirte de tus propios horarios. Porque si no trabajas, no generas dinero.
  • Mientras eres autoempleado tus ganancias están condicionadas a tu tiempo y dedicación. Tu esfuerzo es mayor y las ganancias son menores.
  • Un autoempleado es un trabajador en solitario. Para bien o para mal.

Un dueño de negocio es un ex autoempleado que ha creado un sistema autónomo

…y por esto, disfruta de estas ventajas:

  • Has emprendido y has sido autoempleado. Por lo tanto, conoces todas las áreas de tu negocio y eres capaz de protocolizar y documentar los procesos.
  • El tiempo es dinero. El tuyo y el de los demás. Una vez que tienes tus procesos protocolizados y documentados, puedes delegar las áreas de tu negocio -que no son tu especialidad- a otras personas que sí son especialistas en esas áreas. ¿Qué te costará dinero? Sí. ¿Qué da vértigo? Sí. Pero es una apuesta que vale la pena, porque estarás formando un sistema que no dependerá de ti, que generará trabajo y dinero a otras personas, y que te dará tiempo y libertad para trabajar en lo que mejor sabes hacer. Por si fuera poco, también te dará la posibilidad de tomar vacaciones, de enfermarte, de tener margen para imprevistos en tu vida personal/familiar.
  • Si creas un sistema autónomo, romperás el vínculo que hay entre tu tiempo y tus ganancias. Y tendrás la posibilidad de generar más ganancias por menos esfuerzo.

En conclusión

Un autoempleado deberá ocuparse de todas las áreas de su negocio para poder obtener ganancias condicionadas al techo de su propio tiempo; mientras que un dueño ha generado un sistema con procesos protocolizados y documentados, ganando autonomía y rompiendo el vínculo entre su tiempo y sus ganancias.

Si eres nuevo por aquí, te invito a formar parte de mi comunidad, donde comparto información útil para que ganes foco y estrategia en tus proyectos y negocios, y también para que vivas una vida en armonía por la que te sientas feliz.

…y antes de acabar, te comparto unos recursos que te ayudarán a mantener tu atención en lo que realmente te importa:

Un abrazo,

Firma Selva Ramírez