Foco y administración del tiempo = vida en armonía

El foco es esa luz que te ayuda a poner tu atención en un lugar. En fotografía, es la cualidad de afinar la imagen y verla más nítida.

Tener foco en tu vida personal o profesional es tener una Estrella Polar que seguir. Es reconocer e identificar lo que es importante y honrarlo con tus acciones.

Es fácil perder el foco en este mundo de locos en el que vivimos. Si logras administrar tu tiempo de la mejor manera que puedas, orientando tu energía hacia las cosas que valoras imporantes para ti, te estarás regalando paz, sentirás satisfacción por tus actos y, definitivamente, tendrás menos carga de estrés.

En este podcast Thais y yo hablamos sobre cómo la combinación ideal de foco y administración del tiempo puede transformar tu vida y propiciar el logro de tus metas. Ponte cómodo y ¡dale al play para escucharlo!

…también lo puedes escuchar desde tu plataforma favorita: SpotifyApple PodcastsAmazon musicPodbeanPlayerFM

Algunas ideas adicionales que te dejo por aquí:

¿Por qué es tan importante tener foco en tu vida?

El foco es la capacidad de dirigir nuestra atención y energía hacia una tarea específica sin dejar que elementos externos nos perturben. En la era digital actual, donde las distracciones están a la orden del día, mantener tu atención en una actividad a la vez se ha vuelto una tarea titánica…pero me interesa mucho meterte esta idea en la cabeza: es crucial que te esfuerces en dominar dónde pones tu atención, porque de eso depende: que logres tus objetivos en la vidas y que fortalezcas tu cerebro gracias a las habilidades cognitivas que ello conlleva.

Aquí te comparto unos tips para entrenar tu cerebro a mantener el foco:

1. Elimina las distracciones

Identifica las principales fuentes de distracción en tu entorno y toma medidas para eliminarlas o reducirlas. Esto podría implicar apagar notificaciones innecesarias en tu teléfono, organizar de manera meticulosa tu espacio de trabajo o establecer horarios concretos para revisar correos electrónicos y redes sociales (ya yabes lo que opino de las redes sociales).

2. Define metas claras

Establece metas claras y específicas en tu día a día. Esto te ayudará a concentrar tus esfuerzos en lo verdaderamente relevante. No pretendas comerte el elefante de un solo bocado. Divide tus objetivos en tareas más pequeñas y alcanzables, esto te permitirá mantener el enfoque y te aniomará a seguir avanzando.

3. Practica la atención plena

La meditación y el mindfulness son técnicas poderosas para entrenar tu mente y mejorar tu capacidad de concentración. Dedica unos minutos al día para meditar y calmar tu mente. Esto te permitirá obtener una mayor claridad mental y enfoque en tus actividades diarias.

La administración del tiempo: la clave de todo

La administración del tiempo abarca un conjunto de habilidades y técnicas que te permiten utilizar el tiempo de manera eficiente y efectiva. Echa un vistazo a estas estrategias para administrar tu tiempo de manera óptima:

1. Planifica tu semana

Al comenzar una nueva semana, escribe en tu agenda los objetivos que quieres alcanzar. Conviértelos en tareas más pequeñas y establece cuáles de ellas son tareas que pase lo que pase, debes tener terminadas cuando acabe la semana.

Un buen plan te ayudará a mantener la concentración y evitar la procrastinación.

2. Utiliza técnicas de organización

¿Te suena de algo el método GTD? (Getting Things Done), ¿o quizás conocer la Matriz de Eisenhower?, ¿y qué me dices del principio KISS? Todos estos métodos pueden ayudarte a clasificar y abordar tus tareas según su importancia y urgencia. Encuentra el que mejor se adapte a tu estilo de trabajo… y ponlo en práctica 🙂

3. Aprender a delegar

Uyyy…ya me estás poniendo una cara rara. ¿Eres de las personas que cree que si no lo haces tú, no está bien hecho?

Te confieso que yo, en ocasiones también cometo este error. Tratar de abarcar demasiado es injusto para ti, hace que termines agotado y estresado. Aprende a delegar tareas: no solo te liberará tiempo, sino que también permitirá que otros miembros de tu familia/equipo contribuyan al bien común, crezcan y se desarrollen.

La simbiosis entre foco y administración del tiempo

Cuando fusionas el enfoque con una buena administración del tiempo, alcanzas un nivel de eficiencia y productividad que te permite hacer más en menos tiempo. Una cosa sin la otra, no daría tan buenos resultados. Si concentras tu atención en poner en práctica ambos hábitos, saldrás ganando siemple y entre ellos harán un círculo vicioso positivo para ti:

1. El foco y su impacto en la administración del tiempo

El enfoque te permite priorizar y concentrarte en las tareas más importantes y urgentes (recuerda la Matriz de Eisenhower). Esto te ayuda a utilizar tu tiempo de manera más inteligente y evitar desperdiciarlo en actividades poco productivas (deja de ver esos gatitos de Instagram).

2. La administración del tiempo para mantener el foco

Una buena administración del tiempo te permite establecer horarios y rutinas que te ayudan a mantener el foco. Al asignar un tiempo específico a tareas particulares, reduces la probabilidad de desviarte por el camino o ponerte excusas para procrastinar.

3. Reducción de tus niveles de cortisol

Cuando tienes claridad sobre en qué debes enfocarte y cuentas con un plan bien estructurado, el estrés disminuye significativamente. La sensación de estar en control de nuestro tiempo y actividades te brinda una paz y bienestar invaluables. No tienes que estar corriento para llegar a tus metas, porque has asignado un tiempo razonable para ello. No debes preocuparte por estar perdiendo el tiempo, porque lo estás utilizando a consciencia, en dirección hacia lo que has decidido que es importante para ti.

Recogiendo el hilo, que me enrollo…

Define hacia dónde quieres poner tus energías, cuál es tu estrella polar a seguir. Traza un camino hacia ello, y divide el trayecto en tareas cortas, asumibles. Establece tiempos razonables para tener hechas estas tareas. Y ponte a trabajar en lograrlas con el método de organización del tiempo que mejor te funcione.

Si lo logras, alucinarás en ver cómo avanzas, cómo reduces tu estrés y cómo poco a poco vas alcanzando lo que te propones. Ya lo decía Phil Knight, fundador de la NIKE, «La persona que mueve una montaña empieza por llevarse un par de piedras pequeñas. Eso sí, siempre que sepa mirar el tiempo suficiente, la montaña adecuada«.

Si te quedaste con ganas de más, aquí de dejo otros recursos gratis para ti:

Gracias por estar al lotro lado de la pantalla.

Abrazos,

Firma Selva Ramírez