¿Qué es el síndrome del impostor y cómo superarlo?

Pantalla de presentación vídeo sobre Como superar el sindrome del impostor

En este post descubrirás si eres parte del 82%

¿Sufres del síndrome del impostor?

¿Has oído hablar de eso alguna vez?

Puede sonar a una auténtica locura, pero un estudio reciente llegó a la conclusión de que hasta un 82% de la población – tanto hombres como mujeres- podría sufrir del síndrome del impostor en algún momento de su vida.

Y es que la mayoría de nosotros hemos sentido en algún momento que nuestros logros pueden haber sido producto de la suerte,

o que nunca hemos aprendido lo suficiente de nuestra área,

o que debemos trabajar de más para compensar nuestras carencias…

o incluso, hay a quienes se nos da fatal que nos echen piropos, porque no nos creemos que nos lo merezcamos.

El síndrome del impostor está detrás de todos estos pensamientos. Es una carcoma que se mete en nuestra mente y busca cualquier error que cometemos para justificar la creencia de que no somos lo suficientemente buenos.

Esto forma un círculo vicioso de emociones negativas, baja autoestima, ansiedad, estrés, que nos configura a sentir miedo a ser “desenmascarados”. Y nos pone en alerta ante la posibilidad de que los demás se den cuenta de que no somos tan buenos, y que cualquier cosa que hemos logrado ha sido porque hemos sido “los suertudos de la rifa”, como dice Seth Godin.

¿Cómo superar el Síndrome del Impostor?

  1. Familiarízate con los síntomas del síndrome del impostor y reconoce si lo padeces.
  2. Haz una lista con todos los logros que has conquistado (aunque creas que han sido “suerte”). Pide a tu familia, amigos y compañeros de trabajo que te ayuden a completar la lista.
  3. Acepta los piropos sistemáticamente con un “gracias”, y elimina la idea de acompañar ese “gracias” con una frase que te reste mérito.
  4. Establece objetivos alcanzables, medibles y con fechas de realización.
  5. Acepta que no lo puedes saber todo y que no eres perfecto. Exprésalo así entre las personas con las que te relacionas.
  6. Abraza el fracaso, es la mejor oportunidad que nos da la vida para aprender y evolucionar.
  7. No te compares con nadie. Busca ser la mejor versión de ti mismo. Tenemos la capacidad infinita de mejorar.
  8. Afila la sierra (como decía Stephen Covey): El secreto de mantenerte “afilado” es que trabajes de forma regular y equitativa en tus cuatro dimensiones: física, social/emocional, mental y espiritual, de manera que haya un crecimiento equilibrado entre ellas.
  9. Invierte en ti. Cuídate. Mímate. Proponte superar tus creencias limitantes.

Espero que estas claves te ayuden a superar el síndrome del impostor, y te permitas vivir y disfrutar de tus logros y fracasos.

Y ya que estamos, te invito a que formes parte de mi comunidad, donde comparto información útil para ayudarte a lograr tus sueños, ganar foco y estrategia en tus negocios, y tener una vida feliz y en armonía.

Un abrazo fuerte,

Firma Selva Ramírez