Stop, Stay, Start

No todas las acciones que hacemos en nuestra vida tienen los mismos efectos ni los mismos resultados. Sobre la base de este hecho nació Stop, Stay, Start, una técnica de productividad especialmente útil para evaluar tanto al inicio como al final de los procesos, que te puede ayudar a superar obstáculos, mantenerte enfocado en lo que realmente importa y comenzar nuevos capítulos en tu historia, personal y profesional.

De esta técnica te hablamos en este episodio de Por Cuenta Propia, escúchalo ahora:

Si lo prefieres, también puedes escuchar este episodio en tu plataforma favorita: SpotifyApple PodcastsiVooxPlayerFM

Comparto contigo algunas ideas más sobre la técnica del Stop, Stay y Start:

La técnica Stop, Stay, Start es una estrategia de productividad, y si se quiere, también una rutina de pensamiento, que te puede ayudar a mejorar la eficiencia y la efectividad en cualquier emprendimiento, pero también en cualquier área de la vida. Consiste en tres pasos clave:

1. Stop (Detener):

En este paso, identificas las actividades o tareas que están consumiendo tu tiempo y energía de manera innecesaria o que no contribuyen significativamente a tus objetivos. Debes detener o eliminar estas actividades de tu rutina para liberar recursos.

2. Stay (Permanecer):

Aquí, te concentras en las actividades que están funcionando bien y que te acercan a tus metas. Estas son las tareas en las que debes permanecer enfocado y continuar realizando con eficacia.

3. Start (Comenzar):

En este último paso, identificas nuevas actividades o proyectos que pueden ayudarte a avanzar hacia tus objetivos o mejorar tu productividad. Debes empezar a incorporar estas actividades en tu rutina para lograr un progreso constante.

Personalmente, me gusta mucho la técnica del Stop, Stay, Start porque es fácil de aplicar, muy ilustrativa y te permite evaluar y ajustar continuamente tus actividades diarias para optimizar tu tiempo y esfuerzo, asegurando que estés trabajando de manera más inteligente y eficiente hacia tus metas.

Recuerda: tu tiempo y tu energía son finitos. Debes cuidarlos siempre (sobre todo cuando emprendes).

Pongamos un ejemplo práctico de esta técnica:

Imaginemos cómo una startup puede emplear la técnica Stop, Stay, Start para mejorar su productividad:

Paso 1: Stop (Detener):

Imagina que la startup ha estado gastando mucho tiempo en redes sociales sin ver resultados significativos. Han estado publicando en múltiples plataformas de redes sociales sin una estrategia clara y han notado que esto consume mucho tiempo de su equipo sin generar el retorno de inversión esperado. En este paso, deciden «detener» esta actividad y reducir su presencia en las redes sociales para enfocar sus recursos en otras áreas más prometedoras.

Paso 2: Stay (Permanecer):

La startup ha realizado una revisión interna y ha descubierto que su blog de empresa ha estado generando tráfico de calidad a su sitio web y ha atraído a potenciales clientes. Deciden «permanecer» enfocados en la creación de contenido de blog de alta calidad y aumentar su esfuerzo en esta área. Esto implica asignar más recursos y tiempo para escribir artículos informativos y útiles para su audiencia.

Paso 3: Start (Comenzar):

La startup identifica que la mayoría de sus competidores están utilizando chatbots en sus sitios web para brindar un mejor servicio al cliente y recopilar información sobre los visitantes. Deciden «comenzar» a desarrollar un chatbot personalizado para su sitio web, lo que podría mejorar la experiencia del usuario y la eficiencia en la atención al cliente. Inician un proyecto para diseñar y lanzar el chatbot, asignando recursos y plazos para su implementación.

¿Qué tal si nos enfocamos en ti?

Te propongo que nos pongamos manos a la obra y que te animes a buscar un papel y un lápiz para analizar tu emprendimiento: 

    • Analiza qué acciones has venido haciendo en los últimos meses que no te generan resultados significativos. Piensa en que probablemente te convendría “detener” estas acciones para enfocar tus recursos en otras estrategias.
    • Piensa en qué acciones te han traído más clientes en los últimos meses: Quizás no es aquel anuncio de Instagram como tú pensabas, pero descubres que te ha resultado especialmente efectivo por ejemplo, hacer networking. Toma la decision consciente de “Permanecer” haciendo la práctica que te haya atraído más ventas, lo que significa otorgar más tiempo y recursos a esta estrategia.
    • Descubre si existe alguna acción que podrías comenzar a ejecutar para atraer más ventas. Por ejemplo, quizás tienes tiempo pensando en probar una estrategia para aumentar tus ventas: Si eres coach, podrías comenzar a ofrecer sesiones gratuitas de “descubrimiento”; o si vendes productos, enviar alguna muestra gratuita de tu último lanzamiento a tus clientes más fieles, u ofrecer packs de tus productos o servicios para cierto perfil de clientes.

Como ya es habitual, me despido de ti deseando que este episodio te haya aportado valor y que te animes a probar la técnica de Stop, Stay, Start en tu vida. Aprovecho para compartir contigo estos recursos gratis que te pueden resultar muy útiles:

 

Abrazos virtuales,

Firma Selva Ramírez