Cómo superar el Síndrome del Impostor

Quizás ya hayas oído hablar de cómo superar el síndrome del impostor, quizás no. Te voy a dibujar un escenario:

Calladita te ves más bonita”, te dices a ti misma en una reunión en la que no te atreves a llamar mucho la atención no vaya a ser que alguien se de cuenta de que no tienes los méritos necesarios para estar allí. Total ha sido «un golpe de suerte que te invitaran a participar, no tienes la experiencia suficiente y no entiendes como esa gente tan preparada se ha podido equivocar y pedir tu participación«.

¿Algo de este escenario te resuena? No estás sola, te sorprendería conocer la cantidad de personas con méritos de sobra para destacar que suelen percibirse como farsantes y con la sensación de que en cualquier momento quienes les rodean se darán cuenta de que son un fraude.

Es lo que se conocer como el síndrome del impostor. Qué es, por qué reconocerlo, de dónde viene y, sobre todo, cómo superarlo será de lo que hablamos en el episodio de hoy.

Ponte cómoda y ¡dale al play!

Si lo prefieres, puedes escuchar el podcast desde tu plataforma favorita: SpotifyApple PodcastsAmazon musicPodbeaniVoox

Comparto contigo algunas ideas más sobre este tema:

Superar el Síndrome del Impostor: sinónimo de recuperar la confianza en ti.

El «Síndrome del Impostor» es un obstáculo emocional que afecta a muchas personas, incluso a los más exitosos. A menudo, las personas que lo padecen sienten que no son lo suficientemente competentes, a pesar de tener evidencia de sus habilidades y logros. En el episodio del podcast poníamos el ejemplo de Albert Einstein y de Maya Angelou, como personas que sufrían de este síndrome.

¿Qué es el Síndrome del Impostor?

Si nos vamos a la literatura clínica, el Síndrome del Impostor es una condición psicológica que se caracteriza por la sensación de ser un fraude, a pesar de tener pruebas sólidas de tu competencia y éxito. Las personas que padecen este síndrome a menudo sienten que están engañando a los demás, haciéndoles creer que son mucho más competentes de lo que realmente son. Esto puede llevar a una constante lucha interna, ansiedad y falta de confianza en uno mismo.

¿Cómo reconocer si sufres del Síndrome del Impostor?

En el episodio Thais y yo te ayudamos a descubrir si tú eres parte de esa estadística, en la que ocho de cada diez personas padecen el Síndrome del Impostor.

El primer paso para superarlo es reconocerlo e identificar si lo padeces. Algunas de las señales que podrías estar experimentando si padeces de este síndrome incluyen:

  1. Dudas constantes: si te encuentras constantemente cuestionando tus habilidades y logros, pensando que no mereces tus éxitos, que tus logros han sido cuestión de suerte o «un error en la Matrix», es posible que estés lidiando con el Síndrome del Impostor.
  2. Miedo a ser desmarcarado: tener miedo a «ser descubierto como un farsante» es una emoción común entre aquellos que sufren este síndrome. Puedes sentir que, en cualquier momento, las personas se darán cuenta de que no eres tan bueno como ellos piensan. Que eres un fraude.
  3. Atención excesiva a los detalles: si eres una persona que presta excesiva atención a los detalles y a menudo perfeccionas tu trabajo más allá de lo necesario, podría ser una señal de que estás tratando de ocultar tus sentimientos de incompetencia, o que sientes la necesidad de dar más, o trabajar más, para cubrir las ineficiencias e imperfectos de tu trabajo.

¿Cuáles son las causas de sufrir el Síndrome del Impostor?

El Síndrome del Impostor puede tener múltiples causas, y entenderlas es esencial para combatirlo eficazmente. Algunas de las razones más comunes incluyen:

  1. Perfeccionismo: el deseo de alcanzar la perfección en cada tarea puede generar sentimientos de inseguridad si no se cumplen esos estándares autoimpuestos.
  2. Comparación con los demás: constantemente compararse con los demás, especialmente en las redes sociales, puede llevar a sentirse inadecuado en comparación con las vidas aparentemente perfectas de los demás. Recuerda que en la dinámica de las redes sociales hay un sentido perverso en el que pareciera que todos tienen la vida perfecta, sin problemas. Compararte no tiene sentido, porque: no es del todo real lo que estás viendo, y porque cada persona está haciendo lo mejor que puede dentro de sus propias circunstancias.
  3. Críticas y expectativas externas: las críticas o expectativas de los demás, ya sea en el trabajo o en la vida personal, pueden alimentar el Síndrome del Impostor.

¿Cómo superar el Síndrome del Impostor?

La buena noticia es que el Síndrome del Impostor se puede superar. Aquí hay algunas estrategias efectivas para ayudarte a recuperar tu confianza y dejar atrás esos sentimientos de incompetencia:

  1. Haz una lista de tus logros: reconoce tus éxitos y logros como méritos genuinos. No los descartes como suerte o casualidad.
  2. Habla con alguien: compartir tus sentimientos de Síndrome del Impostor con un amigo cercano, familiar, mentor o terapeuta puede ayudarte a ganar perspectiva y apoyo.
  3. Establece metas realistas: en lugar de buscar la perfección, establece metas realistas y celebra tus avances, por pequeños que sean…(te servirá escuchar nuestro episodio «El poder de celebrar los pequeños logros«).
  4. Deja de compararte: deja de compararte con los demás. Céntrate en tu propio crecimiento y desarrollo.
  5. Educación contínua: invierte en tu educación y en tu autoconocimiento. Cuanto más aprendas, sobre todo de tí mismo, más probabilidades tendrás de detectar pensamientos incipientes del Síndrome del Impostor.

Nadie está exento de sufrir el Síndrome del Impostor en algún punto de su vida. Es un desafío común que afecta a muchas personas y reconocerlo y comprender sus causas, son pasos esenciales para aprender a superarlo. Si sigues estas estrategias y te comprometes a creer en ti mismo, estarás en el camino correcto para superar el Síndrome del Impostor y alcanzar tus metas.

 

Antes de despedirme, te comparto estos recursos gratis, pensados especialmente para ti:

Abrazos virtuales,

Firma Selva Ramírez