Wear sunscreen (el discurso de graduación que dio la vuelta al mundo)

Wear sunscreen

Rodaba el año 1999 cuando se hizo viral un vídeo emotivo, que comenzaba diciendo: “Ladies and gentlemen of the class of ’99: Wear sunscreen …«

Los que nacisteis antes del ’82, muy probable sepáis de qué estoy hablando 😉

Recuerdo que entonces veía ese vídeo varias veces al día.

Wear sunscreen tenía un efecto hipnótico en mí.

Años después me sigue resonando su mensaje, aunque lo recibo con una mirada diferente. Será que me estoy haciendo mayor…

La cuestión es que me apetecía compartirlo contigo porque son de esos mensajes que vale la pena ver/leer. Tomar lo que te interese, y seguir con tu vida.

Muchos pensábamos que se trataba de un discurso de graduación que fue viralizado. Pero en realidad, se trata de un ensayo escrito por la columnista Mary Schmich, para el Chicago Tribune, y que originalmente fue titulado «Los consejos, como la juventud, probablemente sólo se desperdician en los jóvenes«. El título no tiene tanto gancho como “Wear sunscreen”, es claro.

En su ensayo, Schmich reflexiona sobre la vida y da consejos para aquellos que todavía están en sus años jóvenes.

Ella comienza diciendo: «Usaré mis palabras sabiamente, porque son las únicas cosas que tengo realmente«. Luego, enumera una serie de consejos sobre cómo vivir la vida de manera plena y satisfactoria, incluyendo «disfruta del poder y la belleza de tu juventud«, «no te preocupes por el futuro«, y «no te tomes demasiado en serio«.

Las palabras de Schmich han resonado con muchas personas en todo el mundo, y ha sido citado y compartido en redes sociales y en sitios web. Muchos han encontrado sabiduría en sus consejos y han visto su valor en su propia vida.

Pero, ¿por qué estos consejos parecen haber perdido su valor en la mente de los adultos?

Creo que el problema radica en que a menudo nos aferramos a nuestras propias ideas y formas de pensar, y no estamos dispuestos a aprender y crecer como individuos.

Muchos adultos han perdido la capacidad de ver el mundo con ojos frescos y curiosos, están a punto de tirar la toalla, y no están dispuestos a tomar riesgos o explorar nuevas oportunidades. En lugar de ello, se centran en su propia comodidad y seguridad, y se niegan a salir de su zona de confort.

Como Schmich señala en su ensayo, la juventud es un tiempo precioso lleno de energía y entusiasmo. Pero a menudo, cuando llegamos a la edad adulta, nos volvemos más cínicos y menos dispuestos a aceptar nuevos desafíos.

Ojo, y esto no significa que debamos renunciar a nuestros valores y creencias, sino que debemos estar dispuestos a abrir nuestras mentes y aprender de lo que la vida nos ofrece.

La vida es un proceso constante de aprendizaje y crecimiento. Si bien la juventud puede ser un momento especial y emocionante, cada etapa de la vida tiene su propia belleza y oportunidades.

Creo que nunca es demasiado tarde para repensarnos. No importa la edad, tenemos derecho a reinventarnos, a escuchar consejos de otros, y sobre todo, a escucharnos a nosotros mismos.

Hoy, después de muchos años, he vuelto a ver el vídeo que hizo el cineasta y actor Baz Luhrman con este ensayo, y aunque me ha parecido que está lleno de clichés, me llevo un mensaje general: Siento que es un recordatorio de la importancia de mantener una mente abierta y estar dispuestos a aprender y crecer en cada etapa de la vida.

Los consejos que Mary Schmich ofrece son relevantes no sólo para los jóvenes, sino para todas las personas que buscan vivir una vida satisfactoria y plena. Debemos estar dispuestos a aceptar nuevos desafíos, tomar riesgos y explorar nuevas oportunidades, y nunca dejar de aprender y crecer.

Qué tengas un lindo día. Y una buena vida conectada contigo.

 

Te comparto algunos recursos gratis para ti:

Aquí te dejo el vídeo en cuestión. Deseo que lo disfrutes y, recuerda, «wear sunscreen» 🙂

Abrazos,

Firma Selva Ramírez